NUDIBRANQUIO

Si quieres acceder a los contenidos completos y conocer mejor la vida de los animales invertebrados con más imágenes e información, échale un vistazo a nuestra versión para ordenador.

peces óseos
tiburones
y rayas
Mostrar más
CETÁCEOS
Mostrar más
ESPONJAS
BRIOZOOS
CNIDARIOS
GUSANOS
Mostrar más
EQUINODERMOS
crustáceos
MOLUSCOS
ASCIDIAS
Mostrar más
 

 ANIMALES - INVERTEBRADOS - ANÉLIDOS

Los GUSANOS han colonizado todos aquellos hábitats que les aporten una cantidad mínima de agua que necesitan para vivir, por lo que son especialmente abundantes en los ambientes acuáticos, de hecho, como sucede con los gusanos tubícolas, muchos tipos han desarrollado curiosas formas de adaptación al medio marino. Tendemos a englobar bajo la etiqueta de gusanos a diferentes familias de animales, pero no es lo mismo un anélido que un platelminto o un equiúrido, todos ellos diferentes gusanos presentes en la ría.

 

                                                             ANÉLIDOS : gusanos segmentados 

 

                                                             PLATELMINTOS : gusanos hoja

                                                             EQUIÚRIDOS : gusanos cuchara

oligoquetos

hirudíneos

poliquetos 

GUSANOS

(aquí situaríamos a los gusanos tubícolas)

El salto cualitativo de los gusanos respecto de las otras formas de vida invertebradas que hemos visto hasta ahora es la adquisición de una nueva organización corporal, la simetría bilateral. En lugar de relacionarse con el medio en todas las direcciones, como hacen los animales con simetría radial (esponjas, briozoos o cnidarios), ahora se focalizan los esfuerzos por conseguir un movimiento más activo y dirigido, para lograr comportamientos más eficaces. De manera que estos invertebrados alargan su cuerpo y dejan la parte encargada de la locomoción en la zona ventral, y, al mismo tiempo, concentran sus órganos de los sentidos y los centros de su sistema nervioso en la parte delantera del cuerpo, surgiendo por primera vez la cabeza (cefalización). El resultado es una simetría bilateral que implica tener el cuerpo dividido en dos mitades iguales. Un hito evolutivo que cambiará notablemente la manera de relacionarse con el ambiente y con los demás animales.

Si nos centramos en los ANÉLIDOS vemos que son gusanos con el cuerpo segmentado, alargado y generalmente cilíndrico. Esta división del cuerpo en secciones o anillos repetidos (metamería) es el gran avance evolutivo de los anélidos. Por una parte les permite realizar movimientos independientes de cada segmento, lo que aumenta su complejidad estructural y funcional, por ejemplo, les permite ser mejores excavadores. Por otro lado, cada segmento, al ser unidades que se repiten, posee sistemas vitales, de manera que el conjunto del animal sigue funcionando sin problemas aunque "pierda" alguno de sus segmentos.

De los tipos de anélidos que existen... 

OLIGOQUETOS : lombrices de tierra y gusanos de agua dulce

HIRUDÍNEOS : sanguijuelas

POLIQUETOS : gusanos marinos

...los poliquetos o gusanos marinos son los más desconocidos y, sin embargo, constituyen dos tercios de las especies pertenecientes a los anélidos.

 

Reciben el nombre de poliquetos por tener múltiples sedas/pelos a lo largo de su cuerpo que les ayudan a desplazarse y, en el caso de sufrir el ataque de algún depredador, a no ser sacados de su alargada guarida, ya que se aferran a ella con estas sedas.

 

Algunos viven en la zona intermareal, excavando galerías o construyendo sus tubos en la arena o sobre habitantes de la franja costera, como los mejillones, otros lo hacen a mayor profundidad. Según su estilo de vida se alimentarán de diferentes maneras, ingiriendo partículas del sedimento, filtrando las que se encuentran suspendidas o depredando a otros pequeños animales. A su vez sirven de alimento para muchos peces.

Todos los gusanos poliquetos poseen un "esqueleto" hidrostático. Su cuerpo está lleno de líquido, que mantiene un volumen constante, de manera que las contracciones y alargamientos de sus músculos dan lugar a los movimientos ondulatorios que les permiten excavar, reptar o nadar. Habitualmente dividen su cuerpo en tres partes, la cabeza, con tentáculos sensoriales, el cuerpo segmentado con muchas sedas/pelos laterales y una región final donde se sitúa el ano.

Sus órganos sensoriales están muy desarrollados, todos tienen ojos más o menos complejos y quimiorreceptores para detectar el alimento. Además los poliquetos excavadores y los tubícolas poseen receptores especiales para percibir cambios y vibraciones en las corrientes, así como "detectores" de la orientación de su cuerpo.

Hablaremos sobre todo de los gusanos tubícolas, ya que son los que alcanzan mayor tamaño y belleza, pudiendo observarlos en casi cualquier inmersión. Reciben el nombre de tubícolas porque son capaces de segregar sustancias viscosas alrededor de su cuerpo para que se les adhieran diferentes materiales y así construir un tubo que les envuelve.

Los tubos se fijan a las rocas o se entierran en la arena, por lo que estos gusanos son sedentarios (pasan toda su vida en el interior de su tubo) y filtradores (se alimentan de pequeñas partículas que captan).

Por lo general, en el extremo que no está fijo en el suelo despliegan vistosas branquias o tentáculos/filamentos que les permiten obtener alimento y respirar. 

Como curiosidad mencionar que, al vivir en un tubo, tienen dos opciones para expulsar los residuos: o bien se dan la vuelta para sacar el ano (en lugar de la cabeza) por el agujero de la parte superior del tubo, o bien disponen de un surco especial, que recorre longitudinalmente su cuerpo por fuera, para transportar los excrementos a la parte abierta.

Pero existen multitud de gusanos poliquetos que no viven encerrados en tubos, aunque algunos también posean hábitos de vida sedentarios, son los gusanos errantes. Son anélidos que se mueven libremente e incluyen gusanos nadadores, excavadores y reptantes. Esta vida más activa hace que sean depredadores y disponen de una potente mandíbula protráctil con dientes, que pueden desencajar a gran velocidad para capturar a sus presas.

 

GUSANOS TUBÍCOLAs 

El espirógrafo o plumero de mar es el gusano tubícola de mayor tamaño que podemos encontrarnos y el que veremos con más frecuencia.

Mide entre 10 y 30 cm de alto, levantándose sobre un tubo flexible y apergaminado. Este tubo se fija a las rocas por la parte inferior y se abre por la superior, dejando salir una amplia corona de branquias con la que respira y se alimenta (15 - 20 cm de diámetro).

Esta corona tiene entre 200 y 300 tentáculos plumosos o radiolas que se enrollan en varias vueltas de espiral.

Es más pequeño que el espirógrafo, su corona mide entre 5 y 10 cm, y vive en un tubo, habitualmente curvado, que suele esconder en las grietas de las rocas.

Su corona está formada por dos lóbulos ligeramente enrollados en espiral. Casi siempre, de color crema o blanco, aunque podemos encontrarlos en ocres, marrones o amarillos. Existe también una variedad de color rojo intenso. Se distingue porque presenta unas pequeñas motas de color rojizo situadas regularmente en sus largas branquias.

gusano anélido poliqueto tubícola Myxicola infundibulum
gusano anélido poliqueto tubícola espirógrafo sabella spallanzanii
Sabella spallanzanii
Protula tubularia
Sabella pavonina
Mostrar más

Mucho más escaso es el gusano pavo real. También despliega una vistosa corona sobre un tubo flexible de color pardo como los espirógrafos, pero es más pequeño, de unos 15 - 20 cm de largo y aparece en la arena.

Además, la amplia corona de este gusano tiene una única vuelta formada por dos lóbulos simétricos, que luce colores ocres y granates dispuestos en franjas.

De la parte central del interior de esta corona, salen dos pequeños palpos, generalmente blancos, aunque pueden ser oscuros, y ligeramente curvados.

gusano anélido poliqueto tubícola espirógrafo Sabella pavonina
gusano anélido poliqueto tubícola Sabella discifera
gusano anélido poliqueto tubícola protula tubularia
gusano anélido poliqueto tubícola espirógrafo sabella spallanzanii

Se fijan a las rocas y podemos verlos en puntos como A Borneira, A Furna, Cabo de mar o las Islas Cíes.

Al igual que los espirógrafos, va formando su largo tubo gracias a las partículas que se adhieren sobre el mucus que segrega y se repliegan en él al mínimo contacto o cuando notan que cambia la corriente.

Las podemos encontrar en las Islas Cíes o creciendo entre las hojas de la zostera marina.

----------------------------------------------------

Otro tipo de gusano sabélido es la Sabella discifera, de menor tamaño que los anteriores, con una corona de apenas 2 - 3 cm.

Aparentemente por su coloración parece un espirógrafo en pequeño, pero en realidad no se enrolla formando una espiral, sino que sus dos lóbulos de branquias forman una única corona circular. Además estos filamentos son bastante menos numerosas que en el espirógrafo y pueden presentar líneas azuladas.

Puede aparecer prácticamente en cualquier punto, aunque es habitual verlo sobre la arena en Os Zenoiros, Frapelo, Cala do rei o Cabo de mar.

Prefiere lugares oscuros en aguas poco profundas, por eso es frecuente que aparezcan en grietas y oquedades. Son muy sensibles a los cambios en las corrientes a su alrededor, de manera que es habitual que se escondan rápidamente cuando perciben que nos acercamos.

Podemos verlos en las Islas Cíes, Faro verde, Os Zenoiros o Frapelo.

-------------------------------------------------------

Algunos de estos gusanos tubícolas prefieren establecer su morada en la arena. Entierran su tubo en ella y sólo dejan ver su vistosa corona de branquias, hasta que, al sentir el peligro, la esconden rápidamente. Es el caso del Myxicola infundibulum , que asoma su embudo plumoso grisáceo de puntas y centro granate. Éste apenas mide unos 3 cm. de diámetro, mientras que el resto del cuerpo oculto puede alcanzar los 20 cm.

Las veremos casi en cualquier inmersión, abundan en las Islas Cíes, A Furna, Cabo de mar, Areamilla o As Raeiras. También los restos de naufragios o las grandes cadenas de las bateas le pueden servir de asentamiento.

Muestra diferentes tonos de amarillo con franjas de  anillos más oscuros y motas blancas, aunque algunos individuos pueden ser completamente blancos o amarillos. Estas franjas más oscuras son receptores sensibles a la luz que actúan como  ojos, ya que no solo perciben la luz sino también de donde procede. Además son muy sensibles al tacto y a los cambios en la corriente de agua, en cuanto perciben el mínimo contacto o cambio se introducen rápidamente en el tubo, desapareciendo en décimas de segundo.

Son solitarios, si bien pueden aparecer en pequeños grupos de 3 o 4, y viven a poca  profundidad, hasta los 30m. 

Es muy habitual que otros organismos vivan pegados a su tubo,especialmente algas  rojas y pequeños moluscos, aunque podemos llegar a encontrar hasta huevos de choco.

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

Casi todos los gusanos tubícolas que encontraremos al bucear viven de forma solitaria. A veces, forman pequeños grupos que comparten una grieta o la cara de una roca. Pero algunas especies han decidido unir sus fuerzas y fusionan sus pequeños tubos para formar estructuras mayores que les permitan estar más protegidos al tiempo que pueden alzarse más para llegar al alimento que filtran.

Es el caso de la Filograna implexa, un escaso pero muy llamativo gusano colonial que podemos encontrar en la Ría. De  lejos parece una esponja blanquecina, ya que se extiende sobre las rocas formando parches. Pero, a medida que nos acercamos, empezamos a distinguir el aspecto peludo que las branquias le dan a su superficie y los tonos naranjas que decoran los extremos de los tubos.  Cada gusano es de muy pequeño tamaño, con un tubo de 1 mm de grosor, pero pueden congregarse hasta formar grandes masas que llegan a los 20 cm. de diámetro y 5 cm. de alto. Aunque pueden reproducirse sexualmente, liberando gametos, también lo hacen asexualmente, entonces, cada tubo se divide en dos a lo largo y el tamaño de la colonia va incrementándose.

GALERÍA

1/4
Bispira volutacornis
Acromegalomma vesiculosum
Diopatra neapolitana
Mostrar más

Como su nombre indica, estos gusanos abren dos coronas simétricas en cada tubo. Cada corona tiene unos 5 cm. de diámetro con numerosas branquias que se enroscan en espiral. Suelen presentar tonos claros y uniformes, blanquecinos, amarillos  o crema, aunque, a veces, presentan también la parte interior de la corona colores más oscuro e incluso franjas concéntricas  de otros tonos.

Otro curioso gusano tubícola, se caracteriza por su par de ojos compuestos que se alzan en medio de su corona. La posesión de estos grandes receptores les hace aun más sensibles a la luz y a nuestra presencia que los demás gusanos, por lo que no es fácil poder verlos abiertos y, además de respetar cierta distancia, habrá que moverse muy lentamente para acercarse a ellos sin que se escondan.

Este excepcional gusano que parece sacado de alguna película de ciencia ficción es bastante común en nuestra Ría. De pequeño tamaño (el diámetro del tubo en el que vive mide entre 1 cm y un cm y medio) y hábitos nocturnos, que hacen que apenas se asome de su tubo durante el día. Por ello no es tan fácil verlos a ellos como a sus tubos, que muchas veces parecen estar vacíos. La longitud de su cuerpo, en cambio, puede superar los 30 cm.

gusano anélido poliqueto tubícola periscopio diopatra neapolitana
gusano anélido poliqueto tubícola periscopio diopatra neapolitana
gusano anélido poliqueto tubícola Megaloma vesiculosum

1/5

GALERÍA

gusano anélido poliqueto tubícola bispira volutacornis

1/5

GALERÍA

Tienen dos mandíbulas, bastante potentes, con las que se defienden y viven filtrando las partículas que arrastran al interior de su tubo. De hecho, su constante actividad para capturar partículas resulta algo frenética y, durante largos intervalos de tiempo, mueve sus antenas una y otra vez fuera y dentro del tubo.

Se encuentran en zonas intermareales fangosas o arenosas, de manera que sus tubos quedan al descubierto con la bajamar, pero para verlos habrá que esperar a que éstos queden cubiertos por el agua. Durante la noche sacan parte del cuerpo fuera del tubo, dejando ver su llamativo y curioso cuerpo.

Podemos verlos en algunas zonas de Bouzas.

De su cabeza asoman cinco antenas de color crema con puntos de color blanco brillante. Pero lo más sorprendente es la textura y el color de los anillos de la base de estas antenas y el dorso del cuerpo, que con iridiscencias brillantes parecen metálicos.

La corona mide entre 3 y 4 cm de diámetro y puede presentar diferentes coloraciones. Lo más habitual es encontrarlos de tonalidad oscura, de un marrón que tira al granate, o de color claro, entre el crema y el blanco. Pero pueden aparecer combinaciones con patrones diferentes.

En las branquias de la corona disponen aun de más ojos, uno en cada radio, que suele aparecer como un punto oscuro antes del extremo final.

Viven en zonas de arena poco profundas, por lo que podremos verlos en las Islas Cíes, Cala do rei o Tofiño.

Crecen enterrando su tubo en la arena, que apenas sobresale de ésta, y cuando se repliegan podemos observar que tienen granos de arena adheridos por toda la parte del tubo que queda al descubierto.

Viven encajando sus tubos en gritas de las rocas. Son tubos bastante largos, grisáceos y de aspecto liso, con el orificio por el que salen las coronas doblado, dejando ver claramente por donde sale cada una.
 

Lo encontramos en las grietas, pero son muy sensibles a la luz, por lo que se cerrarán rápidamente al iluminarlos directamente con la linterna.

Algunos lugares donde verlos son Cala do rei, Zenoiros, Frapelo o Cabo de mar.

Las branquias de la corona tienen unos pequeños puntos rojizos a lo largo, son fotorreceptores.

No es raro encontrar ejemplares aislados, aunque lo más habitual será encontrarlos formando grupos más o menos densos.

ver sin ojOS

El ojo es un órgano complejo que ha evolucionado para percibir imágenes más o menos claras de lo que nos rodea, pero también se puede ver sin ojos. Muchos invertebrados disponen de células sensibles a la luz y gran cantidad de los gusanos tubícolas agrupan estas células formando manchas oscuras foto-receptoras. Son los pequeños puntos rojos, marrones o negros que vemos en sus branquias.

Estas manchas-ojo pueden percibir tanto la cantidad de luz como la dirección de la que proviene, lo que les aporta una valiosa información para detectar movimientos a su alrededor. De ahí que sean animales muy esquivos, que se esconden rápidamente a la mínima aproximación, haciendo que sea difícil ver su bonitas coronas de branquias desplegadas.

Además de estos anélidos, hay otros invertebrados que disponen de manchas similares, como las estrellas de mar, las ofiuras o algunos nudibranquios.

FUENTE : Guía de invertebrados del Mediterráneo y el Atlántico - P. Wirtz y H. Debelius

 
Lanice conchilega
Spirobranchus triqueter
Polycirrus sp.
Mostrar más

Otro gusano que merece una mención especial es el albañil. Curioso nombre para un curioso animal. Este gusano suele pasar totalmente desapercibido, ya que, además de ser de pequeño tamaño (unos 5 cm de altura), recolecta múltiples trocitos de conchas y arena para envolverse (conchilega significa que recoge conchas).

gusano anélido poliqueto tubícola albañil Lanice conchilega

Esos extraños rastros blancos que habitualmente encontramos sobre los mejillones también son gusanos tubícolas que viven en ese pequeño y duro tubo blanco que forman a su alrededor. Pese a esta sencilla apariencia, el gusano de su interior tiene una corona de filamentos de colores brillantes, que van del rojo al amarillo.

Tiene el cuerpo carnoso y envuelto en un tubo al que adhieren partículas y se caracterizan porque poseen multitud de largos tentáculos de tonos amarillos que salen de su cabeza para captar el alimento. De hecho, generalmente, lo único que vemos son estos espaguetis, ya que el resto del cuerpo suele permanecer escondido en esponjas o rocas.

gusano anélido poliqueto tubícola espagueti Polycirrus sp.

Los gusanos espagueti limpian las esponjas en las que establecen su casa a cambio de la protección que éstas le ofrecen.

Para observarlos vale cualquier punto de buceo. Debemos prestar atención a las esponjas que se incrustan en las rocas porque es en éstas donde los encontraremos con más frecuencia y facilidad.

El tubo tiene una cresta longitudinal que lo recorre y que hace que su sección sea triangular.

Lo encontramos sobre rocas, mejillones u otros tipos de conchas y caracolas , así que podemos verlo en cualquier punto de buceo  o playa en los que haya estas superficies.

De la parte superior del tubo salen unos delgados filamentos, también cubiertos de pequeños trozos de conchas, a modo de abanico irregular. Con su peculiar apariencia parece sacado de una película de Tim Burton.

 

Lo encontramos en cualquier punto de buceo, pero buscando siempre en el fondo arenoso. Frecuente en Furna, Tofiño, Faro verde y Os Zenoiros. 

quien "tubo", "retubo"

La mayoría de los gusanos tubícolas escapan de los peligros refugiándose en sus tubos. Pero existe una pequeña especie que ha optado por huir de los peligros con otra estrategia. Se trata de un Branchiomma, un gusano de apenas un par de centímetros de largo y menos de un centímetro de diámetro en su corona visible. 

Éste minúsculo habitante no duda en salir de su tubo para escapar cuando se siente en peligro, momento en el que "nada" ayudado por las contracciones de su cuerpo o se desplaza sobre la roca para buscar un lugar más seguro. Entonces, segrega mucus para formar un nuevo tubo rápidamente. Cuando escapa y deja ver su cuerpo se puede apreciar que es de color anaranjado y que posee dos hileras de "ojos" a lo largo de la parte superior.

1/5

Lo habitual es encontrar varios ejemplares próximos en la misma roca. A pesar de sus habilidades de escapismo, también es capaz de retraer total o parcialmente las plumas de su corona. Estas plumas son muy vistosas, ya que forman un entramado parecido a un encaje, sobre todo cuando está medio replegado.

 

ANÉLIDOS ERRANTEs 

Eulalia viridis
Nephtys sp.
Arenicola marina
Mostrar más

Estos finos gusanos, de entre 7 y 15 cm de longitud, reptan sobre las rocas. Están divididos en numerosos segmentos (entre 100 y 200) de cuyos laterales salen los parapodios/mini-apéndices para desplazarse. Tienen una coloración verde intensa, con un aspecto brillante, aunque cuando son ejemplares juveniles suelen presentar tonos más amarillentos.

Se desplazan bastante rápido gracias a las ondulaciones musculares de su cuerpo y es frecuente ver como exploran el terreno levantando la parte anterior del cuerpo con movimientos de tanteo.

En su cabeza podemos distinguir los ojos como dos pequeños puntos marrones y varios pares de cirros alargados que tienen funciones sensoriales.

gusano anélido poliqueto verde Eulalia viridis
gusano anélido poliqueto verde Eulalia viridis

Probablemente los hayamos tenido cerca en multitud de ocasiones, pero difícilmente los habremos visto.

Estos gusanos no se muestran casi nunca, llevan una vida sedentaria en galerías subterráneas que excavan en la arena, y, sin embargo, seguro que nos hemos encontrado muchas veces con el resultado de sus construcciones, esos  retorcidos cordones de arena que aparecen en las playas cuando baja la marea.

anélido poliqueto arenicola marina
arenicol.jpg

Es otro gusano que podemos encontrar en la inmersiones poco profundas, como su nombre indica, en las zonas de arena. De hecho, cuando se siente en peligro se entierra.

También es posible encontrarlo en la zona intermareal.

Puede llegar a superar los 20 cm. de largo, aunque es habitual encontrarlos de menor tamaño. Tiene el cuerpo dividido en múltiples segmentos, en torno a 100 y presenta un color gris con tonalidades rojizas.

 

Se desplazan rápido con movimientos serpenteantes y su pequeña cabeza es difícil de distinguir.

Son depredadores carnívoros y su mandíbula es protráctil para atrapar a sus presas.

anélido poliqueto polynoe sp.
gusano anélido poliqueto Glycera sp.

Aunque viva escondido, se trata de un gusano muy vistoso, con el cuerpo rosado (que, a veces, puede adquirir tonos verdes o marrones) y decorado, solo en la parte central, por penachos de pelos rojizos o morados

Su estilo de vida es muy peculiar: excavan galerías en forma de U y se sitúan en la parte más baja, allí, con los movimientos ondulatorios de su cuerpo generan una corriente de agua que entra por uno de los agujeros, hacia el que dirigen su boca, y sale por el opuesto, donde se sitúa la parte terminal de su cuerpo con el ano. Esa corriente hace que por un lado entre la arena con partículas de las que se alimenta, al tiempo que permite expulsar los desechos por el otro lado, formando los típicos cordones de arena.

El gusano escamoso o Polynoe sp. también acostumbra a aparecer en puntos poco profundos.

Su cuerpo está formado por escamas circulares que se entrelazan en su cuerpo de color blanquecino semitransparente.

Además de en la intermareal, puede encontrarse en localizaciones poco profundas como Viños.

Pueden verse en puntos poco profundos, como A Furna, o en las playas. 

----------------------------------------------------

El mejor lugar para buscarlos es la playa, cuando baja la marea es relativamente fácil encontrar alguno en las charcas que se forman entre las rocas o reptando por grietas húmedas. También es posible verlos en inmersiones de poca profundidad, e, igualmente, habrá que buscar en las rocas. 

Un aspecto curioso de estos anélidos son sus puestas de huevos, con apariencia de pompón verdoso del que sale un pequeño cordón con el que anclarlos en las algas u otras superficies.

 

planarias   (gusanos platelmintos)

Aunque no son anélidos, sí entrarían en la difusa categoría de gusanos, por eso queremos mencionar también en esta sección a las planarias. Son gusanos aplanados, conocidos como gusanos hoja, similares a los nudibranquios por su estilo de vida y sus vistosos colores, pero que pertenecen a un filum diferente.

Las planarias pertenecen a los gusanos platelmintos, igual que las tenias, aunque, a diferencia de sus parientes, no son parásitos, sino que viven libremente sobre los fondos marinos. Tienen el cuerpo aplastado, como si fueran una alfombra, y pueden ondular sus bordes para desplazarse nadando, si bien, la mayoría de las especies, se desplazan deslizándose gracias a un moco que segregan. Conviene no tocarlas (como todo lo demás) ya que son "friables", es decir, se quiebran con mucha facilidad, aunque su gran capacidad de regeneración les permite "recuperar" las partes perdidas.

Como curiosidad comentar que tienen un único orificio que actúa como boca y ano, debido a que su aparato digestivo es un saco ciego. Este agujero se sitúa en la parte posterior-ventral del cuerpo.

Las especies que encontraremos con más frecuencia son las del género Prostheceraeus, que se alimentan, sobre todo, de ascidias bombilla, por lo que es habitual encontrárselas en puntos como el pecio Ivy, donde abundan este tipo de ascidias.

                               PLANARIAS

- Son gusanos platelmintos (gusanos hoja)

- Cuerpo muy aplanado

- Tienen los bordes del cuerpo ondulados

- No presentan protuberancias

                       NUDIBRANQUIOS

- Son moluscos sin concha

- Cuerpo cilíndrico, a veces ligeramente aplanado

- Bordes del cuerpo lisos

- Presentan múltiples protuberancias que sobresalen del dorso de su 

  cuerpo

(para saber más sobre nudibranquios ver la sección de MOLUSCOS)

 

EQUIÚRIDOs   (gusanos CUCHARA)

Tampoco son anélidos, ni platelmintos, pero si nos encontrásemos con alguno, claramente diríamos que es un gusano.

Los equiúridos son grandes desconocidos, pero tienen una anatomía y un comportamiento tan curioso que merecen ser recogidos en este capítulo. Son gusanos con el cuerpo rechoncho dividido en dos partes : el tronco, que típicamente está oculto, enterrado en la arena; y la trompa o probóscide, en la parte anterior, que es donde se sitúa la boca y es la parte que dejan al descubierto para "explorar" el terreno. Esta trompa es muy flexible y puede llegar a extenderse hasta 10 veces la longitud del tronco. Ante las más mínima amenaza la contraen con rapidez.

El ejemplo más llamativo, que además podríamos encontrarnos aquí en la ría, es el de la Bonellia viridis. Este peculiar equiúrido presenta un notable dimorfismo sexual (diferencias externas entre machos y hembras), mientras las hembras pueden llegar a medir entre 1 y 2 metros, los machos son muy pequeños, apenas miden unos milímetros, y viven sobre la hembra o dentro de ella.

Se reproducen sexualmente, liberando las larvas al exterior y, según donde se establezcan éstas, desarrollaran un sexo u otro. Aquellas que quedan cerca o sobre la probóscide (trompa en la boca) de la hembra maduran rápidamente como machos enanos, mientras que las que se sitúan más alejadas excavan para asentarse y desarrollarse como grandes hembras.

Los machos no tienen trompa, aunque tampoco les hace falta, en realidad se alimentan parasitando de la hembra y su existencia se reduce a la expulsión de esperma ante las señales químicas que la hembra le envía. Las hembras presentan un tronco globoso de entre 5 y 10 cm. y una larga trompa aplanada y bifurcada en el extremo que puede extenderse más de un metro, con la que obtener partículas de la arena que le sirvan de alimento, ya que es detritívora. Son de color verde oscuro, gracias a una sustancia llamada bonelina, que también emplea para defenderse de depredadores, ya que resulta tóxica.

peces óseos
tiburones
y rayas
Mostrar más
CETÁCEOS
Mostrar más
ESPONJAS
BRIOZOOS
CNIDARIOS
GUSANOS
Mostrar más
EQUINODERMOS
crustáceos
MOLUSCOS
ASCIDIAS
Mostrar más

Todas las fotografías, textos y vídeos pertenecen a las autoras y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. No se permite su uso no autorizado.

CONTACTA CON NOSOTRAS 

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

13 GRADOS sociedade cooperativa galega sen ánimo de lucro 

© 2020  -   13 GRADOS